Sunday, July 17, 2005

El hombre

En el libro “Guía de los Mamíferos de Europa” de Schilling, Singer y Diller se referencias 181 especies. A pesar de ser bastante frecuente en la actualidad olvidaron incluir al hombre, existiendo dos únicas menciones que hagan referencia a esta especie:

- Orden Primates: Este orden comprende casi 200 especies distribuidas por todos los continentes salvo Australia, Nueva Guinea y Oceanía. Son principalmente animales arborícolas de las regiones tropicales y subtropicales. Casi todas las especies tienen el pulgar oponible en manos y pies. Su tamaño oscila entre el de un ratón y el de un gorila. Dos subórdenes, prosimios y simios. En Europa, además del hombre, solo vive una especie.

Se olvida que en Australia, Nueva Guinea y Oceanía hay algunos ejemplares de hombre.

- Los macacos, con el mono de cara roja del Japón, el macaco de Asia oriental y la mona de Gibraltar, constituyen junto al hombre los primates que viven en latitudes más septentrionales.

Para completar mi ejemplar voy a incluir la descripción del hombre siguiendo el mismo patrón que han seguido los autores:

Hombre. Homo sapiens sapiens. Linné 1758.

cat.: home, vas.: gizaki, fr.: homme , ing.: man, al.:Mensch.

Características: Cuerpo desnudo y erguido, piel de tono variable según distribuciones geográficas desde rosado hasta negro. Pelaje en cabeza y genitales de color predominantemente oscuro, algunas poblaciones rubio. El macho tiene pelaje en la cara que se suelen eliminar total o parcialmente. Se cubren el cuerpo con pieles o tejidos de fibras de diversos colores y variable según climatología. Su fuerza y resistencia física es muy limitada y no se corresponde con su envergadura ni complexión.

Medidas corporales: E 160-190 cm.; P 55-100 Kg.; hembra mas pequeña y ligera que el macho.

Especies similares: Único representante vivo de la familia homínido, no existen posibilidad de confusión.

Distribución: Presente en todos los biotopos terrestres, debido a su conducta colonizadora y territorial. Necesita puntos de agua para vivir, aunque es capaz de construir recipientes para almacenarla, trasladarla grandes distancias, obtenerla a partir del hielo o excavar pozos para extraerla del subsuelo.

Costumbres: Activo normalmente durante el día, originariamente en grupos sociales familiares de unos 30 miembros, actualmente en grupos sociales organizados compleja y jerárquicamente que pueden incluir varios millones de individuos. Muy territoriales y expansivos, los machos defienden al grupo social y el territorio, pudiendo llegar a ser muy agresivos. Descansan en construcciones agrupadas muy variables en tamaño y tipologia. Dotados de una sobresaliente inteligencia para superar sus limitaciones físicas suele emplear herramientas para realizar todo tipo de actividades.

Alimentación: Omnívoro, la fuente principal de su alimentación la obtiene de sus propias explotaciones agrícolas o ganaderas que cuida con esmero.

Reproducción y esperanza de vida: La época de apareamiento dura todo el año, gestación 9 meses, generalmente 1 cría por camada, que nace muy poco desarrollada. Tarda 9 meses en aprender a caminar y es tutelada por sus padres y familiares hasta que alcanza su madurez sexual a los 12 años. Esperanza de vida hasta mas de 80 años.

Sonidos: Posee un aparato fonador muy desarrollado y unos mecanismos de comunicación orales y gráficos que le permiten poder expresar no solo su estado de animo, sino también realizar descripciones complejas y detalladas de todo tipo de aspectos. Los símbolos gráficos tienen una especial relevancia en la identificación del grupo social al que pertenece el individuo.

Enemigos: Actualmente no tiene enemigos naturales. Ante una saturación poblacional o disminución de recursos, responde con acciones colonizadoras o autolimitando la reproducción.

Wednesday, July 13, 2005

La riqueza de la información genética.

Quizás el ejemplo más familiar e ilustrativo de la riqueza de la información genética lo constituye la variedad de razas de perros que el hombre ha ido creando por selección artificial. Bastan unas decenas de generaciones para, partiendo del mismo animal, obtener razas tan sumamente diferenciadas como el chihuahua y el gran danés. Aun siendo menos llamativo, es más sorprendente el hecho de que además en esta selección se ha incluido también el carácter y algunas pautas de comportamiento concreto para la realización de tareas especificas. Adquirir un perro de pura raza es una garantía no solo de su aspecto físico va a responder a unos patrones definidos, sino además de que su relación con nosotros, con los otros perros, con otras personas, su sentido territorial, agresividad, etc., va a responder también a un patrón determinado y de que repetirá determinadas conductas en la caza, vigilancia, etc. con una precisión casi matemática.

El mecanismo utilizado para semejante manipulación genética es únicamente la eliminación en la reproducción de las características no deseadas. Realmente lo importante es tener muy claro lo que se pretende (con la limitación de que sean características presentes en la especie) y alcanzarlo es algo relativamente fácil y rápido.

Quizás no hayamos nunca recapacitado sobre que este mecanismo aplicado al hombre permitiría la creación de razas a muy corto plazo al mas puro estilo de “Un mundo feliz”.

Este sistema de eliminación de características genéticas tiene la particularidad de la imprecisión debido a que se basa en la eliminación de tramos genéticos. Esto conlleva que haya genes que podríamos calificar como desafortunados, localizados en la cadena genética en las cercanías de las características no deseadas y que tienen grandes posibilidades de desaparecer, aunque esto sea desastroso para la especie.

Es de sobras conocido que las razas puras presentan algunos problemas de salud o de carácter de origen genético y cuyo origen seria la desaparición de estos genes desafortunados.

Por otra parte conviene recordar lo comentado en los artículos precedentes, en los que se exponía que cada individuo incorpora nuevas características originadas por errores en la reproducción genética, de tal manera que nos encontramos en un proceso continuo de generación y eliminación de caracteres.

En resumen, lo que debemos remarcar es la idea de la plasticidad de la información genética que permite cambios radicales muy rápidos y que estos cambios también incluyen los comportamientos.

En la naturaleza no es normal que exista este mecanismo de selección tan radicalmente orientado como la selección artificial, aunque los puedan provocar cambios en el entorno medioambiental, presión de depredadores, disponibilidad de alimentos o incluso modificaciones en el comportamiento de sus congéneres.

No obstante, se observa que los cambios morfológicos en las especies tienen lugar rápidamente y en poblaciones aisladas. O sea, no suelen producirse en grandes poblaciones, donde la eliminación de las características no deseadas es estadísticamente más difícil. Las evoluciones observadas en estas poblaciones suele ser lentas y poco significativas (tamaño, color, pelaje, etc.) mientras que en las poblaciones aisladas son muchísimo mas rápidas y radicales, hasta tal punto que los paleontólogos no suelen encontrar individuos intermedios.